Facebook Pixel

Tener una Actitud Positiva Podria Reducir el Riesgo de Desarrollar un Resfriado

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Tener una Actitud Positiva Podría Reducir el Riesgo de Desarrollar un Resfriado

El National Institute of Allergy and Infectious Diseases calcula que cada año, los estadounidenses sufren de un billón de resfriados . Y de acuerdo al National Center for Infectious Diseases, en 1996 (el último año que estuvieron disponibles los datos), 62 millones de casos de resfriado común en los Estados Unidos necesitaron atención médica o resultaron en una actividad restringida. Los niños fueron los más afectados con 6 a 10 resfriados al año; los adultos promediaron de dos a cuatro por año.

Desafortunadamente, a pesar de la abundancia de remedios sin receta disponibles para combatir los síntomas, poco puede hacerse para un resfriado excepto deshacerse de él. Algunos investigadores esperan desarrollar una sola vacuna para la mayoría de tipos de resfriado (hay más de 200 diferentes virus del resfriado). Otros están analizando si la actitud de una persona afecta sus probabilidades de contraer un resfriado en primer lugar.

En un estudio reciente publicado en la edición de julio de 2003 en Psychosomatic Medicine, investigadores compararon qué tan seguido contraían un resfriado las personas con emociones positivas o negativas. Sus resultados indicaron que aquellas que son enérgicas, felices y relajadas tienen menos probabilidad de contraer un resfriado, mientras que aquellas que están deprimidas, nerviosas o enojadas tienen mayor probabilidad de quejarse acerca de los síntomas - sin importar si en verdad tienen un resfriado. De hecho, las personas con esos atributos negativos tenían mayor probabilidad de reportar síntomas de enfermedad que sobrepasaban lo que uno podría esperarse de las medidas utilizadas por los investigadores.

Acerca del Estudio

Los investigadores evaluaron el estilo emocional, las características demográficas, los niveles de anticuerpos a los virus que causan resfriado, los niveles de hormonas y las prácticas de salud (fumar, beber, ejercitarse, patrones de sueño y consumo alimenticio) de 334 voluntarios de 18 a 54 años de edad y después los pusieron en cuarentena durante seis días.

En el primer día, se les dio a los participantes gotas nasales que contenían niveles variables de uno de dos tipos del rinovirus (el virus más comúnmente asociada con los síntomas de resfriado). Durante los siguientes cinco días, los participantes reportaron sus síntomas respiratorios y se les evaluó en busca de signos de resfriado (por ejemplo, producción de mucosidades nasales). Se reunieron muestras de lavado nasal (líquido) del cultivo del virus. Se consideró que los participantes tenían resfriado si:

  1. Estaban infectados - ya sea que el virus fue recuperado por el participante en cualquiera de los cinco días posteriores a la exposición o que el participante tuvo un significativo aumento de anticuerpos virales.
  2. Estaban enfermos - mostraron un aumento de producción de mucosidades, síntomas respiratorios y otros signos que sugieren un resfriado.

Para medir el estilo emocional, los investigadores entrevistaron a los participantes en distintas ocasiones antes de la cuarentena y en la primera tarde de cuarentena. Se les preguntó qué tan acertadamente describían cada uno de nueve adjetivos positivos (animado, lleno de vigor, enérgico, feliz, complacido, alegre, calmado y relajado) y nueve adjetivos negativos (triste, deprimido, infeliz, irritable, tenso, hostil, resentido y enojado) cómo se sentían el día anterior.

Los Resultados

Los investigadores encontraron que incluso después de tomar en cuenta las diferencias de pre-exposición al nivel de anticuerpos, demografía, la temporada, tipo de virus y otros factores relevantes, un aumento del estilo emocional positivo (PES) se asoció significativamente con un menor índice de resfriados clínicos entre los participantes infectados. Un PES no tuvo efectos sobre la frecuencia con la que se infectaban los participantes, sino que en lugar de eso aumentó su resistencia a las enfermedades (produjo menos signos y síntomas de enfermedad).

Sin embargo, un estilo emocional negativo (NES) no tuvo efecto sobre la incidencia de resfriados. En vez de eso, un NES predijo un mayor reporte de síntomas "infundados" (los que eran independientes de los marcadores objetivos de la enfermedad utilizados por los investigadores).

Un mayor análisis reveló que el PES estaba asociado con mejores prácticas de salud y bajos niveles de catecolaminas y cortisol (hormonas relacionadas con el estrés). Pero esas variables no podían justificar el porqué las personas más positivas tenían menor probabilidad de contraer un resfriado. Es posible que los factores que no se tomaron en cuenta (tales como la genética u otras características de la personalidad) pudieran explicar el porqué de los PES más altos y la resistencia a la infección.

¿En Qué Manera le Afecta?

Este estudio sugiere que las personas que tienen emociones positivas tienen menor probabilidad de enfermarse que otras. Aunque no está claro que "una sonrisa al día mejora tu salud", reducir el riesgo de desarrollar un resfriado al aumentar las emociones positivas y desarrollar quizá un perfil psicológico de riesgo (p.e., una forma para que los médicos evalúen el estado de ánimo de sus pacientes) parece razonable - especialmente si considera qué tan comunes son los resfriados. Lo que sigue siendo incierto de este estudio es si el cambiar su estilo emocional puede o no afectar su riesgo de contraer un resfriado.

Aunque estos investigadores escogieron el resfriado común para estudiar los efectos de los atributos emocionales sobre la enfermedad, también sería interesante, y quizá más valioso, aprender los efectos de la personalidad y del panorama de la vida sobre infecciones y enfermedades más graves.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases, National Institutes of Health (NIH)
http://www.niaid.nih.gov

National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention (CDC)
http://www.cdc.gov/ncidod/index.htm

American Lung Association
http://www.lungusa.org/

American Academy of Pediatrics http://www.aap.org/
http://www.aap.org /

Fuentes:

Cohen SC, Doyle WJ, Turner RB, Alper CM, Skoner DP. Emotional style and susceptibility to the common cold. Psychosomatic Medicine . 2003;65

The Common Cold. National Institutes of Health (NIH). Available at: http://www.niaid.nih.gov/factsheets/cold.htm
Accedido el 21 de julio de 2003

Common Cold. Fast Stats A to Z. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Disponible en: Http://www.cdc.gov/nchs/fastats/colds.htm
Accedido el 21 de julio de 2003

The Common Cold. American Lung Association. Disponible en: Http://lungusa.org/diseases/
Accedido el 21 de julio de 2003



Último revisado 25 de julio de 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!