Facebook Pixel

?Tomar Altas Dosis de Ciertas Vitaminas Puede Reducir el Riesgo de Apoplejia?

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

¿Tomar Altas Dosis de Ciertas Vitaminas Puede Reducir el Riesgo de Apoplejía?

En los Estados Unidos, la apoplejía es la tercera causa principal de muerte y una causa líder de discapacidades graves de largo plazo. Cada año, aproximadamente 700,000 personas sufren una apoplejía. El identificar los factores que ponen a una persona en riesgo de sufrir una apoplejía y el desarrollar estrategias de prevención es el centro de atención de una gran cantidad de investigación médica. Varios estudios han encontrado una relación entre los niveles elevados de homocisteína y un alto riesgo de padecer una apoplejía.

La homocisteína es un aminoácido, sin embargo, a diferencia de otros aminoácidos, no es un componente de una proteína. En lugar de eso, se utiliza para producir metionina, otro aminoácido, que es componente de una proteína. El cambiar la homocisteína en metionina requiere varias vitaminas - específicamente de ácido fólico , vitamina B6 (piridoxina) y vitamina B12 (cobalamina). Si la dieta de una persona es deficiente en cualquiera de esas tres vitaminas, los niveles de homocisteína pueden acumularse en la sangre.

Un estudio publicado en la edición del 4 de febrero de 2004 del Journal of the American Medical Association analizó si las dosis altas de vitamina B6 y B12 y ácido fólico disminuirían los niveles totales de homocisteína y reducirían los riesgos de una apoplejía recurrente en comparación con dosis bajas de esas vitaminas.

Acerca del estudio

El estudio incluyó a 3,680 adultos que habían sufrido previamente de una apoplejía que no causo incapacidad. Los participantes recibieron aleatoriamente una dosis baja de un suplemento vitamínico o una dosis alta de un suplemento vitamínico una vez al día. Ambos suplementos contenían la referencia de consumo diario (RDI, por sus siglas en inglés) recomendada por la Food and Drug Administration (FDA) para las demás vitaminas, pero con variación en su contenido de vitaminas B6 y B12 y de ácido fólico. La siguiente tabla proporciona los distintos niveles de las tres vitaminas en los suplementos y en el nivel RDI.

Suplemento

Formulación de dosis baja en microgramos (mcg)*

Formulación de dosis alta en miligramos (mg)

RDI

Ácido fólico

20 mcg (0.02 mg)

2.5 mg

400 mcg

Vitamina B6

200 mcg (0.2 mg)

25 mg

1.3 - 1.7 mg

Vitamina B12

6 mcg (0.6 mg)

0.4 mg

2.4 mcg

*1,000 mcg = 1 mg

Se le dio seguimiento a los participantes del estudio por hasta dos años. Los investigadores midieron los niveles de homocisteína en la sangre durante el estudio. El resultado principal del estudio fue una reincidencia de apoplejía; se midieron como resultados secundarios a un evento de enfermedad de las arterias coronarias (CHD, por sus siglas en inglés) y muerte.

Los resultados

Los investigadores descubrieron que los niveles de homocisteína en la sangre disminuyeron para ambos grupos, pero la disminución fue mayor para el grupo con dosis altas. Sin embargo, no hubo diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto a los resultados primarios y secundarios medidos. Por ejemplo:

  • 8.1% del grupo con dosis bajas en comparación con 8.4% del grupo con dosis altas experimentaron una apoplejía recurrente;
  • 6.7% del grupo con dosis bajas en comparación con 6.3 del grupo con dosis altas experimentaron un evento de CHD.
  • 6.3% del grupo con dosis bajas en comparación con 5.4% del grupo con dosis altas murieron.

¿En qué manera le afecta?

De acuerdo a esos resultados, el elevar los niveles de homocisteína al complementarlos con vitaminas no parece reducir el riesgo de una apoplejía recurrente. Los autores sugieren varias razones para explicar por qué su tratamiento no mostró efectos. Puede que los participantes hayan tenido niveles de homocisteína de base que fueron muy bajos para mostrar un efecto grande. También, puede que el tamaño de la muestra haya sido muy pequeño. Además, la fortificación de los granos de la nación con ácido fólico coincidió con el comienzo del estudio; puede que esto haya tenido un impacto sobre los niveles de homocisteína. Por último, la duración del ensayo, dos años, podría no haber sido lo suficientemente extenso para revertir los efectos de muchos años de niveles elevados de homocisteína. Puede que tome décadas de complementación con vitaminas para individuos sin antecedentes de enfermedad cardiovascular para ayudarles a prevenir una apoplejía y un ataque cardíaco.

Entonces, ¿debería seguir tomando esos suplementos? Esa sigue siendo una pregunta abierta. La manera ideal de conseguir los niveles adecuados de vitaminas es por medio de los alimentos, pero en el mundo acelerado de hoy no siempre es posible cumplir con las necesidades nutricionales diarias, dejando solas las dosis altas de vitaminas utilizadas en este estudio. Tomar un multivitamínico diario podría ser un seguro extra de que al menos está cumpliendo con sus consumos diarios ideales. No obstante, los estudios a la fecha siguen decididamente contradictorios respecto a los beneficios de la complementación con vitaminas para la mayoría de estadounidenses. Este estudio no hace nada para resolver la controversia.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Heart Association
http://www.americanheart.org

National Institutes of Health: Office of Dietary Supplements
http://dietary-supplements.info.nih.gov

Fuentes:

American Heart Association (AHA). Homocysteine, folic acid, and cardiovascular disease. AHA Web site. Disponible en: Http://www.americanheart.org/presenter.jhtml?identifier=4677. Accedido el 3 de febrero de 2004.

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Stroke Fact Sheet. CDC Web site. Disponible en: Http://www.cdc.gov/cvh/library/fs_stroke.htm. Accedido el 3 de febrero de 2004.

Toole JF, et al. Lowering homocysteine in patients with ischemic stroke to prevent recurrent stroke, myocardial infarction, and death. JAMA . 2004;291(5):565-575.



Último revisado Febrero 6 de 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!