Facebook Pixel

Tomese su Tiempo: Apoyo para las Personas con Cancer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Tómese su Tiempo: Apoyo para las Personas con Cáncer

De Vuelta a la Tabla de Contenidos | Siguiente: Compartiendo Sentimientos | De Vuelta al Cancer Center

Compartiendo el Diagnóstico

  • El cáncer puede ser indescriptiblemente solitario. Nadie debería tratar de soportarlo solo.
  • Paciente, familia y amigos normalmente saben del diagnóstico tarde o temprano. La mayoría de la gente encuentra más fácil todo si cada uno puede compartir sus sentimientos en vez de esconderlos. Esto libera a las personas para ofrecerse apoyo los unos con otros.
  • Normalmente los pacientes están de acuerdo en que esconderles el diagnóstico les niega el derecho a hacer importantes elecciones acerca de sus vidas y su tratamiento.
  • Las familias dicen que los pacientes que tratan de mantener en secreto el diagnóstico le roban a los seres queridos la oportunidad de expresar ese amor y ofrecer ayuda y apoyo.
  • Los miembros de la familia y los amigos íntimos también soportan grandes cargas emocionales y deben ser capaces de compartirlas con ellos abiertamente cada uno y el paciente.
  • Incluso se les debe decir a los niños. Ellos sienten cuando algo falta y podrían imaginar que una situación es más complicada de lo que en realidad es.
  • El paciente podría querer decirle a sus hijos directamente, o podría ser más fácil tener a un amigo cercano o a un pariente apreciado para hacerlo.
  • La edad los niños y su madurez emocional debe ser una guía para decidir cuánto decirles. La meta es dejar que los niños expresen sus sentimientos y hagan preguntas acerca del cáncer.
  • Compartiendo el diagnóstico, el paciente, la familia y los amigos construyen fundaciones de confianza y entendimiento mutuos.

Una pregunta que muchas personas hacen después del diagnóstico es "¿Debo decirle?" Tal vez no. Un miembro de la familia podría ser demasiado viejo, demasiado joven o demasiado frágil emocionalmente para aceptar el diagnóstico, pero las personas son sorprendentemente fuertes. La mayoría encuentra formas de tratar con la realidad de la enfermedad y la posibilidad de muerte, incluso cuando esto involucra a aquellos que más amamos. Ellos encuentran la fuerza para recobrarse de las situaciones que parecen causar una pena insoportable.

La manera en la que cada persona difiere es en la velocidad con la cual se recuperan. El diagnóstico de cáncer nos golpea a la mayoría de nosotros con una onda de choque, de miedo, de negación. Cada persona necesita diferente cantidad de tiempo para recuperar la entereza y tratar con la realidad del cáncer. Al leer la sección que sigue, debe recordar que sólo usted conoce sus horarios emocionales. Piense acerca de compartir tiempo cuando esté listo para hacerlo.

¿Debe Decirles?

Normalmente, la familia y los amigos cercanos saben tarde o temprano que usted tiene cáncer. La mayoría de las personas con cáncer han descubierto que la mejor elección es compartir el diagnóstico y darla a aquellos que están cerca la oportunidad de ofrecer su apoyo. Ellos han encontrado que es más fácil, a largo plazo, confiar sus miedos y esperanzas en vez de tratar de esconderlos. Desde luego, usted debe darle tiempo confortable a sus palabras al decirle a su familia y amigos que tiene cáncer. Hablaremos más acerca de eso en el capítulo siguiente.

Si no tiene familia, es especialmente cierto que el camino parece menos solo cuando es compartido con algunos amigos cercanos. Podría perder uno o dos. Algunas personas encuentran difícil hablar con usted o estar cerca de usted y huyen. Por otra parte, podría descubrir fortalezas escondidas y compasión de sus compañeros.

Una mujer con cáncer escribió, "Ya sea que las personas deban o no mantener su enfermedad en secreto, yo creo que ellas aprenderán de aquellos con quien hablen. Algunas personas se esfuman si el cáncer es mencionado. Pero, los pacientes de cáncer pronto aprenden quienes son sus verdaderos amigos."

Otra persona dijo, "Yo no creo que un paciente de cáncer deba dejárselo a sí mismo. Si éso no es revelado, a la familia y amigos se les roba la oportunidad de compartir sentimientos y la ansiedad que brota de tener la enfermedad. Por lo general, la vida es muy corta para todos. Debido a que no hay garantías, debemos hacer lo más que se pueda cada día."

En un nivel práctico, tratar de esconder el diagnóstico normalmente es en vano. Cuando se mueve de la esperanza a la desesperación y viceversa, la familia y los amigos cercanos sienten que algo está profundamente preocupándolo, incluso antes que ellos sepan los hechos. Cuando se sienta listo, trate de compartir sus noticias con ellos.

Al valorar si puede compartir el diagnóstico del cáncer con otros, podría ser de ayuda recordar lo siguiente. Al decirle a las personas que ama acerca de su cáncer, les está dando al oportunidad de expresar sus sentimientos, manifestar sus miedos y esperanzas y ofrecer su apoyo. Entonces, cada uno puede dar y tomar la fuerza de que sean capaces.

Cuando la Familia Debe Decidir

Algunas veces los miembros de la familia son los primeros en saber del diagnóstico. De ser así, como miembro de la familia, la decisión cae en usted, ¿debe decirle al paciente? Algunos podrían pensar que no, pero la mayoría de las personas con cáncer no están de acuerdo. "Yo creo que a un paciente de cáncer se le debe decir la verdad," uno escribió. "El tiempo es tan valioso y podría haber cosas que a la persona le gustaría lograr. Hay decisiones que deben ser tomadas..."

Todos nosotros tenemos importantes decisiones que tomar en la vida. Las personas con cáncer con frecuencia descubren que estas decisiones son tan claras como el cristal cuando sienten que su lapso de vida podría ser corto. Estas podrían estar fuera de cualquiera de nosotros, pero las personas con cáncer tienen derecho a saber y a decidir cómo quieren pasar el tiempo que les queda. Existen excepciones a cualquier generalización, pero la mayoría de las personas relatan que "Mamá tomó las noticias mucho mejor de lo que pensamos que sería."

A una mujer su cáncer le recordó cómo habían cambiado las cosas desde que su madre fue diagnosticada en 1930. "Mis parientes nunca le dijeron a mi madre que tenía cáncer. Desde luego, entonces ellos no tenían los tratamientos que están disponibles ahora. Mirando hacia atrás me doy cuenta que nadie la engañó. Al no decirle, sin embargo, se le privó de un muy valioso escape a sus emociones."

Los miembros de la familia también soportan cargas emocionales durante el periodo de diagnóstico. Ellos también necesitan la comodidad de compartir sus sentimientos. Todavía, es casi imposible apoyar al resto de la familia si está escondiendo el diagnóstico de la persona con cáncer. Ésta inevitablemente sabrá la verdad. Las consecuencias pueden ser el enojo profundo, daño o amargura. El paciente podría creer que nadie está siendo honesto con su diagnóstico debido a que el cáncer es terminal. Por otra parte, mientras está tratando de "respetar al paciente," la persona con cáncer puede estar tratando de proteger a su familia y amigos de saber la verdad. Entonces cada uno termina sufriendo solo, con los pensamientos y sentimientos cerrados dentro de ellos.

Los Niños Saben de Alguna Manera

Incluso los niños se dan cuenta de la verdad. Algunos padres que tratan de "proteger" a los niños de saberlo más tarde expresan remordimiento por no discutir la verdad durante el curso de la enfermedad. Los niños tienen extraordinarias capacidades al entender una situación. Sin embargo, cuando su mundo normal se vuelve a revés y se murmuran conversaciones tras las puertas cerradas, ellos con frecuencia imaginan situaciones que son peores que la realidad. Los niños pequeños meditan en cosas "terribles" que ellos han hecho o han dicho coloca la responsabilidad del trastorno en el hogar en ellos mismos. Esto es especialmente cierto si el niño está cruzando a través de un periodo de prueba de autoridad paterna o en alguna otra manera está en desacuerdo con miembros de la familia. Los niños, especialmente los que son chicos, tienden a verse a sí mismos como el centro del universo y ven muchas situaciones sólo en relación directa con ellos mismos.

La edad de los niños y su madurez emocional debe sugerirnos qué y cuánto revelar. Esto podría ayudar para darse cuenta que incluyendo los niños, entre aquellos que conocemos, los reconforta confirmar sus creencias de que algo está mal dentro de la familia.

Un padre con cáncer podría querer decirle a sus hijos de manera directa: "He estado bastante enfermo últimamente, ¿verdad? Tengo una enfermedad llamada cáncer. Los médicos están haciendo todo lo que pueden para que yo mejore. Yo no puedo pasar mucho tiempo con ustedes tal como lo desearía; esto va a ser difícil para todos nosotros, pero todavía los quiero mucho."

Tal vez esto sea demasiado doloroso. Una tía, un tío o un amigo apreciado y cercano podrían ser capaces de explicar las cosas de una manera más cómoda. "Su papá está enfermo. Los médicos casi están seguros que lo va a hacer bien, pero algunas veces sus tratamientos lo hacen sentirse triste o gruñón. No es nada que ustedes hayan hecho, pero él necesita de su paciencia y comprensión."

El propósito de decirle a los niños que alguien en la familia tienen cáncer es darles la oportunidad de hacer preguntas acerca de la enfermedad y de expresar sus sentimientos acerca de ella. Desde luego, todos nosotros queremos proteger a nuestros hijos del dolor, pero el dolor que ellos entienden es más fácil de lidiar que el daño que ellos imaginan. Algunos adultos nos dicen que ellos todavía recuerdan los sentimientos de rechazo que sufrieron como hijos de pacientes de cáncer. Como niños ellos estaban conscientes de una gran alteración dentro de la familia, pero al mismo tiempo les negaban el conocimiento de la causa. Ellos estaban dañados y confundidos por lo que parecía ser la falta de atención y demandas o expectativas irrazonables.

Compartiendo Apoyo Mutuo

Empezamos a ver que la razón más convincente para compartir el diagnóstico con adultos y niños es la certeza que el cáncer puede ser tan terrible en soledad. Nadie necesita tratar de soportarlo sólo. Con el tiempo se sentirá sin aliados ni consuelo, a pesar del apoyo. No hay necesidad de incrementar esos momento con poses para convencer a otros cercanos que no necesita su ayuda. Con el tiempo cuando cada uno de nosotros está tratando de sobrellevar el cáncer es necesario el apoyo mutuo, no debemos excluirnos uno a otro. Podemos compartir la ansiedad y la tristeza, pero también podemos compartir el amor y el gozo y expresar nuestro aprecio el uno con el otro en formas que de manera ordinaria podríamos encontrar difíciles.

Fuente:

Adaptado del National Cancer Institute, 2/00



Último revisado Febrero 2000 por EBSCO Publishing Editorial Staff

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!