Definición

Una tos es una expulsión repentina de aire desde los pulmones. generalmente su objetivo es limpiarlos y el tracto respiratorio de secreciones y de sustancias inhaladas ajenas a estos.

Existen dos tipos de tos:

  • Tos aguda; dura menos de tres semanas
  • Tos crónica; dura tres semanas o más

Causas

Comúnmente, la tos aguda es causada por una infección como resfrío o gripe. En algunos casos, una tos aguda puede ser síntoma de un padecimiento más serio, tal como:

Una tos crónica puede ser causada por muchos factores. Los ejemplos más comunes son:

Alvéolos (sacos de aire) del pulmón

Bronquitis crónica
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

EL principal factor de riesgo para la tos es estar expuesto a irritantes, por ejemplo:

  • Humo
  • Gases nocivos
  • Alérgenos como polen o polvo
  • Polución y otros contaminantes ambientales

La exposición a infecciones virales y bacterianas que afectan las vías respiratorias también aumenta el riesgo de padecer tos. Fumar es un factor de riesgo importante de las afecciones graves vinculadas con la tos crónica, como cáncer pulmonar y bronquitis crónica.

Síntomas

Algunas veces, la tos puede ser peor cuando la persona se despierta y durante la noche cuando se encuentra recostada.

Ambos tipos de tos, tanto la aguda como la crónica, son síntomas de un padecimiento subyacente constante de una enfermedad. Muchos casos de tos aguda no necesitan atención médica a menos que no se resuelvan o empeoren progresivamente. Sin embargo, la tos crónica indica que debe recibir atención médica.

Los síntomas más graves que pueden requerir atención médica inmediata incluyen la tos acompañada de:

  • Grandes cantidades de esputo espeso
  • Sangre
  • Dolor en el pecho
  • Altas fiebres y/o escalofríos
  • Falta de aire
  • Pérdida de peso no intencional

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.

Comúnmente la tos aguda es diagnosticada por los síntomas que la acompañan.

Durante el diagnóstico y la evaluación de la tos crónica, el médico buscará síntomas y signos que sugieran una causa subyacente. Las pruebas pueden incluir:

  • Radiografías de tórax; un examen que usa radiación para tomar una imagen de estructuras internas del cuerpo, en este caso del tórax
  • Tomografía computarizada de tórax; un tipo de radiografía que usa una computadora para crear imágenes de estructuras internas del cuerpo, en este caso del tórax
  • El análisis de una muestra del esputo
  • Examen de la sangre para buscar alguna infección
  • Examen de la piel si hay sospecha de alergias
  • Prueba de tuberculina para detectar tuberculosis
  • Exámenes de la función pulmonar (PFT); para medir el volumen de los pulmones y los índices de flujo de aire
  • Broncoscopia; inserción de un instrumento largo y delgado para observar el interior de las vías respiratorias y tomar muestras para realizar otros exámenes

Tratamiento

El mejor tratamiento para la tos es tratar la afección subyacente responsable. Esta también puede ser tratada con medicinas que pueden:

  • Hacer la tos más productiva
  • Eliminar la tos

En un aviso de salud pública, la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) recomienda que los productos para la tos y el resfrío de venta libre no deben utilizarse para tratar bebés ni niños menores de dos años de edad. Se han informado efectos secundarios poco frecuentes pero graves, incluso la muerte, convulsiones, frecuencia cardíaca acelerada y niveles de consciencia disminuidos. Los productos para la tos y el resfrío de venta libre incluyen descongestivos, expectorantes (para hacer la tos más productiva), antihistamínicos y antitusígenos (medicamentos contra la tos). La FDA todavía está revisando los datos relacionados con la seguridad de estos productos en niños de entre 2 y 11 años de edad. También se han informado efectos secundarios graves en estos grupos de edad. * 1

Hacer la tos más productiva

La tos húmeda, que produce esputo, es una forma importante en la que el cuerpo elimina las secreciones de las vías respiratorias. La tos húmeda no debe tratar de eliminarse, es más, tal vez deba buscarse que sea más productiva. Pueden ser tratadas con medicamentos expectorantes. Estas medicinas ayudan a adelgazar las secreciones de los bronquios haciéndolas mas suaves y fáciles de expulsar mediante la acción de toser.

La guaifenesina es el expectorante más conocido y se encuentra disponible en una variedad de productos de venta libre para la tos y el resfrío (por ejemplo, Robitussin).

Las terapias de vaporización también ayudan a hacer a las secreciones más suaves y fáciles de expulsar. Esta terapia implica agregar humedad al aire con un vaporizador o humectadores de aire fresco.

Eliminación de la tos

Se usan medicamentos para eliminar la tos cuando ésta es:

  • Seca (no produce esputo o sólo un poco)
  • Húmeda, pero causa un dolor de pecho grave o interfiere con el sueño

Ejemplos de medicamentos contra la tos pueden ser:

  • Anestésicos locales en forma de caramelos, spray y comprimidos
  • Dextrometorfano (por ejemplo, medicamento para la tos Robitussin, alivio para la tos Vicks)
  • Narcóticos, como codeína

También se ha estudiado la miel. Este remedio natural parece mejorar la tos nocturna y la interrupción del sueño en los niños. Nota: Los bebés menores de 12 meses no deben ingerir miel debido al riesgo de padecer botulismo infantil. * 2

Si se le diagnostica tos, siga las instrucciones del médico.

Prevención

Para evitar la tos:

  • No fume. Si usted fuma, deje de hacerlo .
  • Trate las afecciones subyacentes responsables de la tos.
  • Cuando trabaje en áreas donde hay gases nocivos o sustancias en el aire:
    • Asegúrese de que el área se encuentre adecuadamente ventilada.
    • Use una máscara protectora o un respirador.