Definición

El VIH es el virus que ataca los glóbulos blancos llamados linfocitos T cooperadores (CD4). Estas células forman parte del sistema inmunitario. Son las encargadas de combatir las infecciones y enfermedades. En consecuencia, una infección por VIH deja a la persona vulnerable ante enfermedades graves.

El SIDA es un estadio avanzado del VIH. Causa un daño intenso al sistema inmunitario. También se producen infecciones oportunistas. Se trata de un tipo de infección que sólo se produce en las personas que tienen un sistema inmunitario deficiente.

Causas

El virus del VIH se transmite mediante el contacto con sangre infectada por VIH o con otros líquidos corporales, como semen, flujo vaginal y leche materna.

El SIDA es provocado por la destrucción de las células T. Esa destrucción es causada por el virus VIH.

Sistema inmunitario

Glóbulo blanco del sistema inmunitario
El VIH destruye los glóbulos blancos que son fundamentales para el sistema inmunitario.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

El VIH se transmite mediante:

  • Contacto sexual con una persona infectada por VIH, especialmente coito o sexo anal
  • Transmisión del VIH de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia
  • Un pinchazo con una aguja contaminada por VIH
  • Una transfusión de sangre con sangre infectada por VIH (poco frecuente en la actualidad, dado que a partir de 1985, se analiza toda la sangre donada para detectar si está infectada por VIH)

Rara vez el VIH se puede transmitir mediante:

  • Sangre de una persona infectada por VIH que entra por una herida abierta de otra persona
  • Ser mordido por alguien infectado por VIH
  • Compartir objetos de higiene personal con una persona infectada por VIH (rasuradoras, cepillos de dientes, etc.)

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar las probabilidades de contraer VIH incluyen:

  • Mantener relaciones sexuales con muchas personas
  • Compartir agujas para inyectarse drogas
  • Estar expuesto regularmente a sangre u otros líquidos corporales que estén contaminados por el VIH (una preocupación para los trabajadores de la salud)
  • Ser hijo de una madre infectada por VIH
  • Recibir la donación de hemoderivados, tejidos, órganos o inseminación artificial
  • Ser inmigrante de regiones geográficas donde existen más pacientes con SIDA (región centro oriental de África y Haití)
  • Tener relaciones sexuales con una persona de alto riesgo o con una pareja que ya ha sido infectada por el VIH
El factor de riesgo de contraer SIDA es tener el VIH.

Síntomas

Es posible que el VIH no cause síntomas durante algunos años.

Los primeros síntomas pueden aparecer un mes o dos meses después de haber sido infectado. Pueden durar un par de semanas. Éstos incluyen:

  • Pérdida rápida de peso
  • Tos seca
  • Dolor de garganta
  • Fiebre recurrente
  • Sudoraciones nocturnas
  • Fatiga extrema, inexplicable
  • Nódulos linfáticos inflamados en las axilas, el cuello o la ingle
  • Puntos blancos en la lengua o dentro de la boca o la garganta
  • Dolor de cabeza
  • Malestar causado por la luz
  • Sarpullido
  • Depresión
  • Carácter irritable
  • Pérdida de la memoria u otro trastorno neurológico

Cuando estos síntomas pasan, es posible que no aparezcan otros síntomas durante meses o años. Luego, pueden presentarse los siguientes síntomas en el transcurso de 1 a 3 años:

  • Ganglios linfáticos inflamados por todo el cuerpo
  • Infecciones fúngicas en la boca, las uñas de las manos, los dedos de los pies
  • Infecciones vaginales reiteradas (por hongos levaduriformes y )
  • Desarrollo de muchas verrugas
  • Agravamiento de afecciones anteriores, como eccema, psoriasis, infección por herpes
  • Herpes zóster
  • Sudoraciones nocturnas
  • Pérdida de peso
  • Diarrea crónica

Pueden pasar 10 años o más hasta que el VIH evolucione y se convierta en SIDA. Eso sucede cuando los niveles de linfocitos T cooperadores disminuyen por debajo de ciertos niveles y se producen infecciones oportunistas. Algunos ejemplos de infecciones oportunistas y otras complicaciones del SIDA incluyen:

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas, antecedentes clínicos y los factores de riesgo. Se le realizará un examen físico. El médico puede solicitar los siguientes análisis de sangre:

  • Ensayo de inmunoabsorción enzimática (ELISA, por sus siglas en inglés): se usa para detectar una infección por VIH
    • En el 95% de los casos, el resultado de la prueba es positivo dentro de los tres meses de contraída la infección
    • En el 99% de los casos, el resultado de la prueba es positivo dentro de los seis meses de contraída la infección
    • Si el resultado de la prueba ELISA es negativo pero usted cree que puede tener VIH, repita la prueba en 1 a 3 meses
  • Análisis de sangre por Western blot: normalmente, se hacen para confirmar el diagnóstico si se obtiene un resultado positivo en la prueba ELISA

Tratamiento

Los medicamentos pueden prevenir, retrasar o controlar el desarrollo del SIDA en muchos pacientes infectados por VIH.

Medicamentos que combaten el VIH

A menudo, estos medicamentos se administran combinados. Se suelen denominar cócteles para el SIDA. Éstos incluyen:

Inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa:

  • AZT (zidovudina o ZDV)
  • ddC (zalcitabina)
  • ddI (didanosina)
  • d4T (estavudina)
  • 3TC (lamivudina)
  • Emtricitabina (Emtriva)
  • Abacavir (ziagen)
    • En algunos pacientes, el abacavir puede provocar una reacción de hipersensibilidad, que puede ser potencialmente mortal. Los investigadores han descubierto que detectar un gen en particular puede ayudar a prevenir esta reacción.

Inhibidores nucleótidos de la transcriptasa inversa:

Inhibidores de la proteinasa:

Comprimido combinado:

Medicamentos que combaten las infecciones relacionadas con el SIDA y los distintos tipos de cáncer

Las personas que han desarrollado SIDA reciben un tratamiento con numerosos medicamentos que ayudan a prevenir:

Prevención

Para evitar la infección por VIH:

  • Absténgase de mantener relaciones sexuales.
  • Si tiene relaciones, use un preservativo de látex masculino. Incluye todo acto sexual en el que haya intercambio de fluidos corporales.
  • No comparta agujas para inyectarse drogas.
  • Limite la cantidad de personas con las que mantiene relaciones sexuales.
  • Evite mantener relaciones sexuales con personas infectadas por VIH o drogadictos que se inyectan.
  • Evite recibir transfusiones de hemoderivados no analizados.
  • Si es un trabajador de la salud:
    • Use guantes de látex y mascarillas faciales durante todos los procedimientos.
    • Manipule las agujas con cuidado y deséchelas adecuadamente.
    • Tome las precauciones universales debidamente.
  • Si convive con una persona infectada por VIH:
    • Use guantes de látex al estar en contacto con fluidos corporales infectados por VIH.
    • Cubra con una venda todos los cortes y las llagas que tenga usted y la persona infectada por VIH.
    • No comparta ningún artículo de higiene personal, como rasuradoras, cepillos de dientes, etc.
    • Manipule con cuidado y deseche adecuadamente las agujas usadas para inyectar medicamentos.

En estudios recientes, se ha descubierto que los hombres circuncidados tienen muchas menos probabilidades de desarrollar una infección por VIH que los hombres no circuncidados.

Si está infectado por VIH, siga las indicaciones a continuación para evitar transmitir el VIH a otras personas:

  • Absténgase de mantener relaciones sexuales.
  • Si tiene relaciones, use un preservativo de látex masculino. Incluye todo acto sexual en el que haya intercambio de fluidos corporales.
  • Infórmelo a las personas con las que tiene o ha tenido relaciones sexuales.
  • No done sangre ni órganos.
  • Consulte con el médico sobre la anticoncepción.
  • Si desea quedar embarazada, consulte con el médico al respecto. Hay formas de reducir el riesgo de que el bebé nazca infectado por VIH.
  • Si tiene un bebé, no lo amamante.