Facebook Pixel

Vitaminas Antioxidantes Pueden Reducir el Riesgo de la Enfermedad de Alzheimer

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Vitaminas Antioxidantes Pueden Reducir el Riesgo de la Enfermedad de Alzheimer

Aproximadamente el 5% de la población de los Estados Unidos entre los 65 y los 74 años de edad tienen la Alzheimer (AD) , y casi la mitad de aquellos con 85 años de edad y mayores pueden tener la enfermedad. Los primero síntomas de la AD incluyen olvido y pérdida de la concentración, que a menudo se descartan como signos naturales del envejecimiento. A medida que la enfermedad avanza, las personas con AD desarrollan otros síntomas, incluyendo la pérdida de la memoria, el daño en la habilidad para procesar la información visual, falta de criterio, confusión, intranquilidad y cambios de humor. Eventualmente la AD destruye el conocimiento, la personalidad y la habilidad para funcionar. También personas más jóvenes desarrollan AD, pero es mucho menos común.

Desafortunadamente, no se conoce la causa de la AD y no existe cura. Sin embargo, los investigadores saben que las neuronas (células cerebrales) de los pacientes que tienen AD están dañadas. También saben que las neuronas son particularmente sensitivas al daño de los radicales libres, un producto secundario del metabolismo celular normal. Los radicales libres son dañinos debido a que son molecularmente inestables y la mayoría roban los electrones de otras moléculas en las células para volverse estables. Desafortunadamente, este ladrón de electrones puede dañar tanto a las proteínas como al ADN celular.

Para protegerse en contra del daño causado por los radicales libres no revisados, nuestras células desarrollan formas de absorber por lo menos algunos de estos antes de que tengan la oportunidad de causar estragos. Los antioxidantes, por ejemplo, son capaces de neutralizar los efectos dañinos de los radicales libres. Ciertos alimentos, de manera más notable las frutas frescas y las verduras, son ricos en estos antioxidantes, que llevan nombres como vitamina E , vitamina C y betacaroteno . Estos mismos antioxidantes, desde luego, están disponibles como complementos dietéticos con la forma de pastillas y otros productos sin receta.

Recientemente, un grupo de investigadores se propuso observar si los complementos antioxidantes podían ayudar a reducir el riesgo de desarrollar AD, los resultados de su estudio fueron publicados en el número de enero de la revista Archives of Neurology. Los investigadores encontraron que el uso de complementos de vitamina E y vitamina C, particularmente en combinación, fueron asociados con un riesgo reducido de AD.

Acerca del estudio

Entre 1995 y 1997, los investigadores evaluaron 4740 participantes del estudio, todos de 65 años de edad o mayores para detectar la presencia de demencia y AD. El uso de complementos también fue determinado en ese momento. Los participantes fueron re-evaluados entre 1998 y el 2000.

Los participantes fueron divididos hacia una de varias categorías:

  • Consumidores de vitamina E (aquellos que tomaban o un complemento de la vitamina o un multivitamínico que contenía más de 400 unidades internacionales (IU) de vitamina E)
  • Consumidores de vitamina C (aquellos con tomaban o un complemento de vitamina C o un multivitamínico que contenía más de 500 miligramos (mg) de ácido ascórbico)
  • Los consumidores de multivitamínicos (aquellos que tomaban un multivitamínico que contenía dosis de vitamina E más bajas de 400 IU y dosis de vitamina C menores de 500 mg)
  • Consumidores del complejo de vitamina B (aquellos que tomaron un complemento de vitamina B conteniendo un complejo de multivitaminas B)

Los resultados

Los investigadores encontraron que el uso de los complementos de vitamina E y de vitamina C en combinación estaba asociado con una reducción en la prevalencia y la incidencia de AD en un 78% y en un 64% respectivamente. Los participantes del estudio que tomaron complementos de vitamina E en combinación con multivitamínicos que contenían vitamina C, también vieron una reducción en el riesgo, pero en un grado menor. Este no fue el caso entre aquellos que sólo utilizaron o complementos de vitamina E o de vitamina C, utilizaron sólo multivitamínicos, o quienes utilizaron complementos del complejo de vitamina B.

¿Cómo le afecta esto?

Los investigadores concluyeron que el uso de complementos de vitamina E y C en combinación está asociado con la reducción de la permanencia e incidencia de la AD.

Una supuesta razón para la falta de protección para aquellos que tomaban multivitaminas es que la dosis diaria habitual recomendada de vitamina E es de 22 IU. La dosis diaria habitual recomendada de vitamina C es entre 75 y 90 gramos. Estas cantidades son considerablemente menores que los 1000 IU disponibles en la mayoría de los complementos de vitamina E y los 500 a 100 mg disponibles en la mayoría de los complementos de la vitamina C. Incluso comiendo una dieta saludable no proporcionaría estas vitaminas en dosis tan altas.

El inconveniente de este tipo de estudio es que los investigadores no asignan de manera aleatoria los complementos antioxidantes a los sujetos ancianos y luego les dan seguimiento durante un tiempo para ver quien desarrolla AD y quien no. Esto impediría una cantidad de prejuicios que a menudo se acercan sigilosamente a diseños de estudios menos rigurosos como él que aquí se reporta. No obstante, las vitamina E y C son seguras en estas dosis, y muchos adultos mayores no obtienen las cantidades adecuadas de estos y otros nutrientes en sus dietas regulares.

Mientras este estudio de ninguna manera sugiere que las deficiencias de los antioxidantes alimenticios realmente provoquen AD, si sugiere que una persona con una predisposición al AD puede ser capaz de retrasar el inicio de la misma complementando su dieta con estas vitaminas. Hasta que se hayan realizados más estudios definitivos, puede ser que recordar tomar sus vitaminas E y C pueda ayudarle a mantener su memoria un poco más de tiempo.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Alzheimer’s Association
http://www.alz.org

Alzheimer's Disease Education & Referral Center (ADEAR)
http://www.alzheimers.org

National Institute of Neurological Disorders and Stroke
http://www.ninds.nih.gov

Fuentes:

Alzheimer’s disease fact sheet. Alzheimer's Disease Education & Referral Center (ADEAR). Disponbile en: Http://www.alzheimers.org/pubs/adfact.html. Accedido el 22 de enero del 2004.

NINDS Alzheimer's Disease Information Page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Disponible en: Http://www.ninds.nih.gov/health_and_medical/disorders/alzheimersdisease_doc.htm. Accedido el 22 de enero del 2004.

Zandi PP, Anthony JC, Khachaturian AS, et al. Reduced risk of Alzheimer’s disease in users of antioxidant vitamin supplements. The Cache County Study. Arch Neurol. 2004;61:82-88.



Último revisado Enero 23, 2004 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!