Facebook Pixel

Cambios Fibroquisticos de los Senos: Bultos que Son Normales

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Cambios Fibroquísticos de los Senos: Bultos que Son Normales

¿Sus senos se sienten llenos de protuberancias? Podría ser que usted esté sufriendo de cambios fibroquísticos en los senos- un padecimiento benigno que le pasa a por lo menos el 60% de todas las mujeres que están en edad fértil.

No suena muy atractivo pero los senos humanos no son más que una glándula llenos de protuberancias, hechos de glándulas de la leche, conductos y los tejidos que los separan y los soportan. La mayoría de los senos tienen por lo menos uno o dos protuberancias; Sin embargo, si sus senos especialmente se sienten llenos de protuberancias e incómodos, probablemente esté experimentando cambios fibroquísticos en los senos.

"La gran mayoría de las mujeres los tienen [cambios fibroquístico].... y no empeoran por ello," reporta la Dra. Carolyn Kaelin, una ginecóloga y directora de la clínica de los senos en Brigham & Women's Hospital en Boston.

¿Qué Son Los Cambios Fibroquísticos?

Los cambios fibroquísticos son benignos. La literatura médica los utilizó para referirse como "enfermedad fibroquísticas" pero eso fue antes de que se pensara que los cambios fibroquísticos no era una enfermedad sino una menstruación o la menopausia. El tejido mamario se puede sentir denso con un área de tejido más gruesa con una superficie con una serie o llena de protuberancias. También podría sentir pequeños protuberancias como perlas esparcidas en todos sus senos.

Sus senos podrían sentirse sensibles, hinchados y con mucho dolor. Pueden ser susceptibles al tacto con una sensación de ardor. La incomodidad es normal y no indica la presencia de la enfermedad. Para algunas mujeres el dolor es tan intenso que no pueden hacer ejercicio o acostarse boca abajo. Los cambios fibroquísticos por lo general se presentan en los dos senos, con frecuencia en el área exterior superior y en la parte inferior del seno, donde se encuentran la mayoría de las glándulas que producen leche.

¿Por qué Sucede Esto?

Los cambios fibroquísticos están asociados con lo cambios hormonales de estrógeno y progesterona, que afectan los tejidos mamarios. Durante el ciclo menstrual, los senos se hinchan porque las glándulas de la leche y los conductos se agrandan y los senos retienen agua. Después de la menstruación, la hinchazón disminuye y los senos vuelven a su estado normal.

Por lo general los cambios fibroquísticos comienzan cuando las mujeres están en los veinte o los treinta años y normalmente duran hasta la menopausia. Para una pequeña cantidad de mujeres el padecimiento empeora con el paso de los años, causando dolor constante y la aparición de protuberancias. En general, algunas de las protuberancias se vuelven permanentes y podrían no disminuir después de la menopausia.

Quistes Mamarios

Algunas mujeres con cambios fibroquísticos desarrollan quistes en los senos. Un quiste es un saco lleno de líquido que por lo general es liso, firme, movible y a veces sensible como un globo de agua sin el agua. El quiste por lo general incrementará su tamaño antes del periodo menstrual y disminuirá después de ello. Un quiste grande podría ser redondo y sentirse un poco como un globo ocular con los párpados cerrados.

Si está preocupada por una protuberancia, su médico puede determinar si requiere o no de más atención. Determinar si la protuberancia es un quiste o algo más serio puede determinarse a través de un simple procedimiento conocido como aspirado con aguja fina. Una aguja de medida estándar es insertada en la protuberancia y el líquido es extraído.

Si la protuberancia es un quiste, como en el 95% de los casos, se colapsará una vez que el líquido sea extraído. Si es un quiste complejo, el siguiente paso es un aspirado con aguja fina guiado por un ultrasonido que probablemente causará que la pared del quiste se colapse. "Si estuviese preocupada porque hubiera algo más en la pared del quiste, lo siguiente sería una biopsia," dice Kaelin.

Tratamiento

Mientras no haya un tratamiento definitivo médicamente probado para el dolor en los senos causado por los cambios fibroquísticos, hay varios remedios que pueden ser útiles.

  • Alimentos y suplementos
  • Para algunas mujeres, evitar los alimentos y las bebidas que contengan cafeína , como el café, té, chocolate y refrescos podría reducir la retención del agua y podría a ayudar a aliviar el malestar. Reducir la grasa en la dieta podría ser útil. Sin embargo, esto no ha sido probado en los ensayos clínicos.
  • Varias hierbas, vitaminas y preparaciones naturales tales como aceite de onagra y vitaminas B6 y E, también podrían ser efectivas para algunas mujeres, pero de nuevo, ninguno de estos tratamientos han sido probados en los ensayos clínicos. Sin embargo, antes de someterse a un régimen auto-prescrito de un suplemento, debería hablar de sus planes con su médico.
  • Las mujeres que dejan de fumar podrían notar que las protuberancias disminuyen.
  • Medicamentos
  • La aspirina y otros analgésicos, además de la aplicación de calor puede aliviar los síntomas incómodos, como lo hace el utilizar un brassiere que le de un soporte firme. En los peores casos, los anticonceptivos orales - los cuales cambian el equilibrio hormonal - pueden disminuir los cambios fibroquísticos. Para los casos más graves, se podría prescribir Danazol, una presentación sintética del andrógeno hormonal. Sin embargo, muchas mujeres creen que los efectos secundarios del Danazol, que incluyen aumento de peso, crecimiento del cabello y cambios en la voz, son más preocupantes que el malestar fibroquístico.

"Investigue cuáles procedimientos para cada mujer en particular son pruebas o procesos de error. Si hubiera un buen método para tratar el malestar, todas serían tratadas con ese método. No todos los remedios funcionan para todas pero con optimismo, por lo menos algo funciona para cada quien," observa Kaelin.

Cambios Fibroquísticos y Cáncer de Seno

No hay relación entre los cambios fibroquísticos y el cáncer de seno. Hay algunas variaciones en el tejido mamario que crean una predisposición al cáncer de seno pero es raro. La mejor forma de aliviar las preocupaciones acerca de los cambios cíclicos es examinar sus senos cada mes durante siete días después de su periodo cuando los niveles hormonales están más bajos y hay menos textura (protuberancias). Así sabrá qué grado de textura y de las protuberancias es normal en los senos y poder detectar los cambios. También es una buena idea tener un diagrama de las áreas con textura y de las protuberancias, dice Kaelin.

Kaelin aconseja a las mujeres que se hagan un examen clínico de sus senos una vez al año; esto debería de hacerse además de las mamografías porque el 10% ó 15% de los bultos eluden la detección hecha por una mamografía. Cualquier mujer que se preocupe por la textura de sus senos solamente tienen que hablar con otra mujer, dice Kaelin, sólo para investigar cómo es la textura común y las protuberancias.

  • Cómo examinar sus senos
  • Es normal tener algunas protuberancias o engrosamiento en los senos. Examinando sus senos una vez al mes, se dará cuenta lo que es normal para usted y notará cuando cualquier cambio se presente. Algunas mujeres creen que el auto-examen semanal les funciona mejor. Se dan cuenta cómo se sienten sus senos en todas las fases de sus ciclos menstruales. Si puede examinar sus senos con mayor regularidad, se dará cuenta lo que es normal para usted. Su labor no es sólo encontrar las protuberancias, sino darse cuenta si hay algunos cambios.
  • En la ducha
  • Con sus dedos extendidos, mueva con suavidad sobre cada parte de su seno. Use su mano derecha para examinar el seno izquierdo y la mano izquierda para examinar el seno derecho. Revise si hay algún engrosamiento, protuberancias duras o nudos.
  • Frente al espejo
  • Revise sus senos con los brazos a los costados. Después levante sus brazos por encima de la cabeza. Busque algunos cambios en la forma de cada seno, hinchazón, hoyuelos o cambios en los pezones.
  • Recostada
  • Para examinar su seno derecho, ponga una almohada debajo de su hombro derecho. Coloque su mano derecha detrás de su cabeza. Entonces con los dedos firmes de su mano izquierda, presione con suavidad en movimientos circulares alrededor de la carátula de un reloj imaginario. Empiece en el extremo superior de su seno derecho en la posición de las 12 en punto, después muévalo a las 10 en punto, etc. hasta que regrese a la posición de las 12 en punto. Cada seno tendrá una cadena normal de tejidos firmes. Entonces muévase una pulgada hacia el pezón. Repita este proceso hasta que haya examinado cada parte de sus senos incluyendo el pezón.
  • Mueva la almohada para que está debajo de su hombro izquierdo, coloque su mano izquierda detrás de su cabeza y repita el procedimiento en su seno izquierdo. Finalmente apriete con suavidad el pezón de cada seno entre el pulgar y el dedo índice. Cualquier pus clara o con sangre debería ser reportada a su médico inmediatamente.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Understanding Fibrocystic Changes of the Breast. College of American Pathologists

Fibrocystic Breasts: A Non-Disease. American Cancer Society's
http://www.cancer.org/docroot/home/index.asp



Último revisado Octubre 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!