Definición

Deficiencia de vitamina D quiere decir niveles bajos de vitamina D en la sangre. Esta condición puede producir una enfermedad conocida como raquitismo en los niños. En los adultos, puede producir osteomalacia. Éstas son dos formas de enfermedades óseas que debilitan los huesos. Es importante contactar a su médico si cree que tiene deficiencia de vitamina D.

Hueso debilitado

Hueso debilitado en la cadera
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

La deficiencia de vitamina D puede ser causada por:

  • Consumo inadecuado de vitamina D en la dieta
  • Exposición limitada a la luz solar
  • Enfermedad renal
  • La incapacidad de absorber vitamina D del tracto digestivo
  • Medicamentos que interfieren con el uso de vitamina D que hace el cuerpo, como:
    • Medicamentos con prednisona
    • Medicamento para bajar de peso: orlistat
    • Medicamentos para bajar el colesterol, como colestiramina
    • Medicamentos anticonvulsivos como fenobarbital y fenitoína

Factores de riesgo

Los siguientes factores podrían incrementar su probabilidad de desarrollar deficiencia de vitamina D:

  • Intolerancia a la lactosa
  • Vegetarianismo estricto
  • Bebés alimentados sólo con leche materna sin complementación con vitamina D
  • Síndromes que causan mala absorción de grasas, como celiaquía o enfermedad de Crohn, fibrosis quística, enfermedad pancreática o hepática
  • Enfermedad renal
  • Obesidad
  • Piel con pigmentación oscura
  • Exposición limitada al sol

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor óseo y muscular difuso
  • Debilidad muscular
  • Dolor en la cadera
  • Fracturas
  • Dificultad para caminar, subir escaleras, y levantarse de una silla
  • Caídas
  • Algunas investigaciones también muestran que la deficiencia de vitamina D además puede relacionarse con la depresión

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes sanguíneos para revisar los niveles de vitamina D y la función renal
  • Exámenes óseos

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Complementación con Vitamina D

Se administran dosis altas de vitamina D durante 6 a 12 semanas. Esto es seguido por una dosis menor de la vitamina. Las dosis se continúan hasta que los niveles sanguíneos vuelven a ser normales.

Complementación de Calcio

Pueden administrarse suplementos de calcio más vitamina D para aumentar los niveles de D. Esto también puede mejorar la fortaleza de los huesos en las mujeres mayores con baja vitamina D.

Terapia con Luz

La exposición a la luz solar o radiación UV puede aumentar los niveles de vitamina D. La vitamina D3 se produce en la piel cuando se la expone a estas fuentes de luz.

Prevención

Para ayudar a reducir las probabilidades de sufrir deficiencia de vitamina D, coma una dieta saludable. Los alimentos no tienen naturalmente un alto contenido de vitamina D. Muchos alimentos están enriquecidos con vitamina D, como la leche, algunas frutas y jugos, algunas harinas y productos de cereales.

Además, los siguientes grupos de personas deben hablar con el médico para saber si necesitan un suplemento diario de vitamina D:

  • Bebés que sólo se les alimenta con leche materna
  • Personas de 50 años de edad y mayores
  • Personas que viven en latitudes del norte (p. ej., Nueva Inglaterra, Alaska)
  • Mujeres que usan batas y cubiertas para la cabeza
  • Personas que trabajan en ocupaciones que previenen la exposición solar
  • Personas con piel más oscura (p. ej., afroamericanos)
  • Personas obesas
  • Personas con malabsorción de grasa (p. ej., deficiencia de enzima pancreática, enfermedad de Crohn, fibrosis quística, enfermedad celíaca, enfermedades hepáticas, extirpación quirúrgica parcial o total del estómago o intestinos)