Definición

Esta afección es un daño temporario o permanente al cerebro. La causa más frecuente es una enfermedad o afección que afecta el hígado. Las toxinas se acumulan en el torrente sanguíneo puesto que el hígado no funciona normalmente.

Flujo normal de oxígeno al cerebro

oxígeno al cerebro y a los pulmones
Una interrupción de este flujo puede generar encefalopatía metabólica.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

La encefalopatía metabólica es causada por:

Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de manifestar encefalopatía metabólica:

Informe al médico si tiene alguno de estos factores de riesgo.

Si experimenta problemas hepáticos, el riesgo de encefalopatía metabólica aumenta debido a:

  • Bajos niveles de oxígeno en la sangre
  • Infecciones
  • Cirugía mayor
  • Cualquier enfermedad grave que cause cambios en la composición química o metabolismo del cuerpo
  • Uso de ciertos medicamentos, como sedantes y narcóticos
  • Sangrado dentro de los intestinos
  • Vómitos persistentes o diarrea que reducen los niveles de potasio en la sangre

Las siguientes sobredosis de tóxicos también pueden aumentar su riesgo de contraer la afección:

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Confusión o agitación
  • Cambios en el comportamiento y la personalidad
  • Olvido
  • Desorientación
  • Insomnio
  • Endurecimiento o rigidez muscular
  • Temblor (en especial un aleteo de las manos)
  • Dificultad para hablar
  • Asterixis (pérdida momentánea y rápida del tono de los músculos)
  • Movimientos incontrolables o convulsiones (infrecuente)
  • Estupor o coma

Estos problemas pueden desarrollarse con rapidez. Es posible que se solucionen cuando se revierta la afección. Sin embargo, es necesario administrar un tratamiento de inmediato antes de que se presente un coma.

Diagnóstico

Esta afección es muy grave. Rápidamente se puede volver una urgencia. Es posible que deba ser hospitalizado. Los médicos realizarán un examen para evaluar su afección neurológica.

Se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre: con frecuencia muestra niveles altos de amoníaco en la sangre y otras anomalías relacionadas con insuficiencia hepática
  • Electroencefalograma (EEG): puede utilizarse para determinar el grado de afectación del cerebro
  • Ecografías del cerebro (Tomografía computarizada o resonancia magnética): pueden realizarse para evaluar otras causas

Tratamiento

Hospitalización y atención de urgencia

En el hospital, el personal tratará los problemas causados por la afección. Intentarán extraer o neutralizar toxinas que se acumularon en el torrente sanguíneo. La meta es revertir la afección subyacente. Pero, aún puede presentarse una lesión cerebral. En ciertos casos, la lesión cerebral es permanente.

Medicamentos

Los medicamentos pueden utilizarse para:

  • Neutralizar toxinas
  • Tratar la afección

Restricciones alimentarias

Es posible que necesite ingerir una dieta con bajo contenido de proteínas para ayudar a reducir los niveles de amoníaco en la sangre. (El cuerpo crea amoníaco cuando metaboliza y utiliza proteínas). Es posible que deba realizar otros cambios en la dieta.

También pueden ser necesarios la alimentación por sonda y un sistema de mantenimiento de la vida, especialmente en el caso de estado de coma.

Trasplante

Si esta afección se debe a la insuficiencia de un órgano, es posible que necesite un trasplante.

Prevención

Para ayudar a reducir la probabilidad de sufrir esta afección, tome las siguientes medidas:

  • Reciba un tratamiento temprano para resolver problemas hepáticos. Si tiene problemas hepáticos y cualquiera de los síntomas anteriores, llame al médico de inmediato.
  • Si tiene una enfermedad (como cirrosis), consulte al médico con regularidad.
  • Evite sobredosis. Evite la exposición a venenos o toxinas.