Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de contraer una enfermedad o condición.

Aunque una persona con factores de riesgo específicos tiene riesgo elevado, cualquiera puede desarrollar un trastorno de lípidos. Tener uno o más de los factores de riesgo listados a continuación no necesariamente significa que usted tendrá un trastorno de lípidos. Pero si usted tiene alguno de estos factores de riesgo específicos, debería hablar con su médico acerca de lo que puede hacer para reducir su riesgo incrementado de desarrollar un trastorno de lípidos.

Los factores de riesgo para trastornos de lípidos incluyen los siguientes:

Factores Específicos del Estilo de Vida

Una dieta alta en grasa saturada, grasas trans , y colesterol - Comer alimentos altos en grasas saturadas, grasas trans , y colesterol incrementa los niveles de colesterol. Sin embargo, el colesterol alimenticio no tiene un efecto tan fuerte sobre los niveles de colesterol sanguíneos como las grasas saturadas y las grasas trans .

Inactividad física - El ejercicio moderado a intenso realizado regularmente ayuda a reducir el colesterol LDL (malo), mientras incrementa el colesterol HDL (bueno), el tipo que ayuda a prevenir enfermedades cardiacas. Pida a su médico que le aclare las cosas antes de comenzar un programa de ejercicio debido a que las personas con hiperlipidemia ya podrían tener endurecimiento de las arterias o enfermedades cardiacas, lo cual incrementa el riesgo de ataque cardiaco o muerte mientras hace ejercicio.

Fumar - Fumar reduce la cantidad de HDL, el tipo saludable de colesterol, en la sangre.

Consumo de alcohol - Aunque cantidades moderadas de alcohol pueden elevar el colesterol HDL saludable, el alcohol también puede elevar los niveles poco saludables de triglicéridos. Pregunte a su médico si el consumo moderado de alcohol es aconsejable en su situación.

Condiciones Médicas

El sobrepeso y la obesidad - Tener sobrepeso causa que aumenten los niveles de colesterol.

Hipotiroidismo - Una glándula tiroides poco activa puede conllevar a niveles elevados de triglicéridos y colesterol.

Diabetes mellitus - La diabetes está asociada con niveles elevados de triglicéridos.

Enfermedades hepáticas - Tener enfermedades hepáticas puede elevar los niveles de colesterol.

Enfermedades renales - Algunas enfermedades renales, llamadas "síndrome nefrótico", están asociadas con niveles elevados de colesterol y triglicéridos

Algunos medicamentos - Muchos medicamentos, incluyendo algunos antihipertensivos, anticonceptivos orales, y esteroides, pueden alterar los niveles de colesterol. Pregunte a su médico si alguno de los medicamentos que toma podrían causar que aumenten sus niveles de colesterol.

Edad

Edad avanzada - Los niveles de colesterol tienden a incrementar con la edad a causa de numerosos factores. En mujeres, los niveles de LDL con frecuencia incrementan después de la menopausia debido a los niveles hormonales cambiantes.

Factores Genéticos

Historial familiar de trastornos de lípidos - Algunos tipos de colesterol elevado son heredados.