Definición

Una inyección intramuscular (IM) es una inyección en la que la aguja penetra la capa muscular debajo de la piel para descargar medicamentos. Esta inyección puede ser aplicada por un médico o una enfermera o usted mismo. Las inyecciones IM son más profundas que las subcutáneas (que se aplican debajo de la piel).

Inyección intramuscular

inyección intramuscular
Una aguja pasa a través de la piel y de las capas de grasa e ingresa a las fibras musculares para descargar el medicamento.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Partes del cuerpo involucradas:

  • Brazo superior
  • Parte superior de los muslos
  • Glúteos

Razones para realizar el procedimiento

Algunos medicamentos se depositan en el músculo y se absorben gradualmente con el tiempo. Otros medicamentos se depositan en el músculo puesto que se absorben más rápidamente y, si se administraran por vía oral, no serían eficaces.

Estos medicamentos pueden administrarse con una inyección IM:

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento

El único factor de riesgo es la manifestación de una alergia al medicamento IM.

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

  • Asegúrese de tener todos los elementos que necesitará (p. ej., jeringa, medicamento y materiales de limpieza).
  • Lávese las manos con agua tibia y jabón antes de aplicar la inyección.
  • Seleccione un sitio y limpie el área con un pedazo de algodón embebido en alcohol tópico (para frotar).
  • Espere a que se seque el sitio.

Descripción del procedimiento

  • Retire la cubierta de la aguja.
  • Pellizque un pliegue de piel de dos o tres pulgadas entre el dedo pulgar y el índice.
  • Sostenga la jeringa de la misma forma en que sostiene un lápiz, inserte la aguja en un ángulo de 90 ° en la piel pellizcada. (La aguja debe estar completamente cubierta por la piel).
  • Sostenga la jeringa con una mano. Con la otra, retire el émbolo para revisar la existencia de sangre en la jeringa.
    • Si observa sangre, no aplique la inyección. Retire la aguja y empiece de nuevo en otro sitio.
    • Si no ve sangre, lentamente presione el émbolo hasta que se detenga.
  • Retire la aguja de la piel y sostenga un pedazo de algodón con alcohol suavemente en el sitio de la inyección. No frote.
  • Si hay sangrado en el sitio de la inyección, aplique un vendaje.
  • De inmediato deseche la jeringa y la aguja en un recipiente a prueba de perforaciones.
  • Averigüe sobre los servicios disponibles en su zona para eliminar desechos biológicos.

¿Dolerá?

Según los medicamentos, en general el sitio de la inyección genera cierta molestia. También es frecuente sentir dolor en el músculo.

Los consejos para reducir el dolor incluyen:

  • El medicamento que inyectará debe estar a temperatura ambiente.
  • Retire todas las burbujas de la jeringa antes de la inyección.
  • Espere hasta que el alcohol se haya evaporado antes de aplicar la inyección.
  • Relaje el músculo en el área de la inyección.
  • Penetre la piel rápidamente.
  • No cambie la dirección de la aguja mientras ingresa o sale del sitio de la inyección.
  • No vuelva a usar las agujas desechables.

Posibles complicaciones

  • Si la sangre está en la solución, deberá tratar de aplicar la inyección en otro lado.
  • Puede presentar sangrado, dolor o enrojecimiento en el sitio.
  • Es posible que se manifieste una reacción alérgica al medicamento. Si es alérgico al medicamento, no lo inyecte.
  • Otras complicaciones que pueden generar sangrado excesivo:
    • Conteo de plaquetas bajo (células que contribuyen con la coagulación de la sangre)
    • Coagulopatía (coagulación anormal de la sangre)

Hospitalización promedio

Ninguna

Cuidado posoperatorio

Ninguna

Resultado

Debe esperar que el medicamento actúe de la forma indicada.

Llame al médico si ocurre lo siguiente

  • Dificultad para aplicarse la inyección usted mismo
  • Sangrado continuo en el sitio de la inyección
  • Mucho dolor
  • Inyección del medicamento en el lugar equivocado
  • Erupción o hinchazón en el sitio de la inyección
  • Fiebre o reacción alérgica