Facebook Pixel

Se Encuentra que los Ninos Con Asma son Altamente Sensibles a la Contaminacion del Aire

June 10, 2008 - 7:30am
 
Rate This

Se Encuentra que los Niños Con Asma son Altamente Sensibles a la Contaminación del Aire

El asma es una enfermedad crónica en la que de forma periódica, el flujo de aire en los pulmones es restringido por un estrechamiento de las vías respiratorias. Por lo general, los ataques de asma son provocados por factores ambientales llamados detonantes. En respuesta a un detonante las vías respiratorias del niño se inflaman y encogen, provocando síntomas de sibilancia y/o tos.

Algunos niños con asma sólo necesitan medicamentos para controlarla cuando se presentan síntomas (terapia de rescate). Otros, que tienen asma más severa, deben tomar medicamentos de forma regular para controlar sus síntomas (terapia de mantenimiento). Cuando sus síntomas son particularmente malos, estos niños también deben usar terapia de rescate.

Una investigación anterior ha mostrado que el riesgo de síntomas de asma y la necesidad de medicamento de rescate se incrementa significativamente cuando los niños con asma se exponen a niveles de contaminación que exceden los recomendados por la Environmental Protection Agency (EPA). Recientemente, un grupo de investigadores se propuso determinar el efecto de disminuir los niveles de contaminación del aire sobre esta población vulnerable.

Los resultados de su estudio fueron publicados en la edición del 8 de octubre de 2003 de la Journal of the American Medical Association. Los investigadores encontraron que entre los niños en terapia de mantenimiento para su asma, la exposición a la contaminación del aire, incluso a niveles por debajo de los estándares de la EPA, resultó en in incremento significativo en síntomas respiratorios y la necesidad de medicamento de rescate.

Acerca del estudio

Los investigadores matricularon a 271 niños con asma, de 12 años de edad o menores que habían sido diagnosticados por su médico por tener asma activa. Ellos dividieron a los niños en dos grupos: Los que usaron terapia de mantenimiento y, los que no la usaron.

Durante un período de seis meses (del 1 de abril al 30 de septiembre), los investigadores examinaron el número y severidad de los síntomas respiratorios diarios de los niños y su nivel de uso de medicamento y, compararon esta información con los niveles de los contaminantes ambientales (ozono y partículas finas) a los que los niños estuvieron expuestos.

Los resultados

Los investigadores encontraron que entre los niños que tomaron medicamento para su asma sobre una base regular, el nivel de ozono, pero no las partículas finas, estuvo asociado significativamente con la severidad de sus síntomas y la cantidad requerida de medicamento de rescate. En particular, los niveles más altos de ozono incrementaron en un 35% el acontecimiento de sibilancia y, en un 47% el de opresión en el pecho. Los niveles más altos de ozono también estuvieron asociados con incremento en la falta de aliento y mayor uso de terapia de rescate. Entre los niños que no usaron terapia de mantenimiento, los investigadores no encontraron asociaciones significativas para ninguna exposición a contaminantes.

Los estándares actuales de la EPA para la calidad del aire son 120 partes de ozono por billón (ppb) para un promedio de una hora y, 80 ppb para un promedio de ocho horas, así como 65 microorganismos por metro cúbico (µg/m3) para partículas finas en 24 horas. Durante el curso de los 183 días de estudio, el estándar de una hora se excedió sólo tres días, el estándar de ocho horas se excedió sólo 10 días y, el estándar para la partículas finas permaneció por debajo de las recomendaciones actuales de la EPA.

¿En qué manera le afecta?

El estudio concluyó que los niños con asma severa son particularmente vulnerables a contaminantes ambientales como ozono y partículas finas, incluso a niveles por debajo de los estándares actuales de la EPA.

Con base en estos resultados, es evidente que los estándares actuales de la EPA para la calidad del aire no protegen a los miembros más vulnerables de nuestra población. Afortunadamente, la contaminación del aire es uno de los pocos detonantes ambientales para el asma sobre el que podemos ejercer cierto control. Un artículo de opinión publicó, en esta misma edición de la JAMA , llamados para que quienes elaboran las políticas y, las agencias reguladoras que gobiernan la calidad del aire incrementen sus esfuerzos para reducir emisiones que llevan a la formación de ozono y, ayudar a mejorar la salud de adultos y niños con asma. Mientras tanto, los padres de niños con asma de moderada a severa deben considerar mantener a sus hijos en el interior, cuando las condiciones externas se aproximen a, pero no excedan, los estándares de la EPA para la mala calidad del aire.

Un segundo estudio, publicado en la edición del 9 de octubre del 2003 de la New England Journal of Medicine , dio seguimiento a niños desde que tenían 9 años, hasta que tuvieron 26 años de edad. Encontró que aproximadamente el 25% de los participantes del estudio desarrollaron síntomas de asma en la infancia y que continuaron en la adultez. El estudio concluyó que la única forma de reducir los índices de asma en adultos era encontrar formas de identificar y tratar a estos niños de manera intensa durante la infancia. Ciertamente, un primer paso esencial es mejorar la calidad del aire que estos niños respiran.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

American Academy of Allergy, Asthma and Immunology
http://www.aaaai.org

American Lung Association
http://www.lungusa.org

Asthma and Allergy Foundation of America
http://www.aafa.org

U.S. Environmental Protection Agency
http://www.epa.gov

Fuentes:

Gent JF, Triche EW, Holford TR, et al. Association of low-level ozone and fine particles with respiratory symptoms in children with asthma. JAMA. 2003; 290:1859-1867.

Sears MR, Greene JM, Willan AR, et al. A longitudinal, population-based, cohort study of childhood asthma followed to adulthood. N Engl J Med. 2003; 349:1414-1422.

Thurston GD, Bates DV. Air pollution as an underappreciated cause of asthma symptoms. JAMA. 2003; 290:1915-1917.



Último revisado 10 de octubre de 2003 por Richard Glickman-Simon, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

Health Newsletter

Receive the latest and greatest in women's health and wellness from EmpowHER - for free!