Definición

El trastorno bipolar provoca cambios extremos en el estado de ánimo, la energía y la capacidad de desenvolverse. Los cambios de ánimo ocasionados por el trastorno bipolar son más graves que los altibajos normales. Pueden arruinar relaciones y perjudicar el desempeño en el trabajo o en la escuela. El trastorno bipolar se puede tratar. Si cree que tiene este problema, comuníquese con el médico.

Los dos extremos de la enfermedad son la manía y la depresión. En la manía, se alcanza el nivel máximo de energía. El ánimo puede ser sumamente feliz o irritable. En la depresión, se produce un letargo. El ánimo puede estar muy afectado.

Esta afección se presenta de tres formas:

  • En el trastorno bipolar I, se producen episodios recurrentes de manía y depresión
  • En el trastorno bipolar II, se producen episodios más leves de manía (llamada hipomanía) que se alternan con episodios de depresión
  • Se puede diagnosticar un trastorno ciclotímico en los pacientes que presentan hipomanía y síntomas depresivos frecuentes durante al menos dos años y que no han presentado síntomas durante no más de dos meses

Causas

La causa del trastorno bipolar es desconocida. Esta afección tiende a ser hereditaria. Es posible que se deba a ciertos genes específicos. Lo más probable es que se deba a la combinación de muchos genes diferentes.

El cerebro

El cerebro dividido por colores
El trastorno bipolar puede ser producto de influencias genéticas en el cerebro.
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Factores de riesgo

Tener antecedentes familiares del trastorno aumenta la probabilidad de desarrollarlo. Si tiene algún familiar con trastorno bipolar, infórmelo al médico.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Cambios considerables del estado de ánimo, que van de una gran emoción a la desolación sin esperanza
  • Períodos de ánimo normal entre los altibajos
  • Cambios extremos en la energía y el comportamiento

Los signos y síntomas de la manía incluyen:

  • Elevación del estado de ánimo persistente e inexplicable
  • Mayor energía y esfuerzo puestos en actividades con objetivos específicos
  • Agitación y desasosiego
  • Pensamientos asiduos, saltar de una idea a otra
  • Hablar rápidamente o intentar seguir hablando
  • Problemas de concentración
  • Menor necesidad de dormir
  • Demasiada confianza o autoestima muy elevada
  • Falta de juicio, que con frecuencia se relaciona con hacer gastos excesivos o con indiscreciones sexuales

Los signos y síntomas de la depresión incluyen:

  • Tristeza, desesperanza o falta de ánimo durante mucho tiempo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia
  • Falta de interés o placer en las actividades que antes disfrutaba, como el sexo
  • Disminución de la energía o fatiga
  • Problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Incapacidad para relajarse o disminución de los movimientos
  • Agitación
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Bajar o subir de peso sin querer
  • Pensar en la muerte o en el suicidio con o sin intentos de suicidio

Los episodios intensos de manía o depresión a veces pueden estar relacionados con síntomas psicóticos, como:

  • Alucinaciones
  • Engaños
  • Trastornos de pensamiento

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Posiblemente, se le realice un examen físico. En algunos casos, se solicitan análisis de laboratorio. Así, se podrán descartar otras causas de los síntomas relacionados con el ánimo y el comportamiento. Es posible que se lo derive a un especialista en salud mental. El diagnóstico de trastorno bipolar se basa en:

  • La permanencia de los síntomas a través del tiempo
  • Ausencia de otras causas, como algunos medicamentos, enfermedad de la tiroides o enfermedad de Parkinson
  • Antecedentes familiares de trastorno bipolar

Se diagnostica manía cuando:

  • El estado de ánimo está elevado y hay tres o más síntomas de manía (antes mencionados)
    • Si el estado de ánimo es irritable, no elevado, deben presentarse cuatro síntomas para poder diagnosticar manía
  • Los síntomas duran la mayor parte del día, casi todos los días, durante una semana o más tiempo

Se diagnostica un episodio de depresión cuando:

  • Hay cinco o más síntomas de depresión (antes mencionados)
  • Los síntomas duran la mayor parte del día, casi todos los días, durante un período de dos semanas o más tiempo

Algunos medicamentos y otros problemas de salud pueden presentar características similares, como:

El diagnóstico se realiza sólo cuando no se presenta ninguna de estas causas.

Tratamiento

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

Muchos pacientes son tratados con una combinación de dos o más de estos medicamentos:

  • Litio: un estabilizador anímico que se suele usar como tratamiento inicial (evita que se reiteren episodios maniáticos o depresivos)
  • Anticonvulsivos: también se usan como estabilizadores anímicos o combinados con litio
  • Benzodiacepinas: se pueden usar para tratar la agitación o el insomnio
  • Zolpidem (Ambien): se usa para tratar el insomnio
  • Antidepresivos (inhibidores de la recaptación de la serotonina o anfebutamona [Wellbutrin]): se usan para tratar la depresión
  • Antipsicóticos: se usan en caso de episodios maníacos o mixtos agudos y como tratamiento de mantenimiento

El plan se basa en las características de la enfermedad. Es posible que el tratamiento deba continuarse indefinidamente. Debería evitar que se produzcan cambios considerables en el estado de ánimo.

Psicoterapia

La psicoterapia puede incluir:

  • Terapia cognitiva conductual
  • Asesoramiento profesional
  • Terapia familiar
  • Terapia interpersonal y de ritmo social, un tipo de terapia diseñado para tratar el trastorno bipolar

Terapias electroconvulsivas

Cuando los medicamentos fallan, la terapia electroconvulsiva puede ser eficaz. Se puede usar para tratar la manía y la depresión.

Prevención

No existen pautas generales para prevenir el trastorno bipolar.