¿Qué Es el Virus del Papiloma Humano?

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo compuesto por más de 100 virus. Algunos tipos de VPH pueden provocar verrugas genitales, que son crecimientos o protuberancias que aparecen en:

  • La vulva
  • El interior de la vagina o el ano, o alrededor de ellos
  • El cuello uterino
  • El pene, el escroto, la ingle o el muslo

Algunas variedades de HPV están asociadas con el cáncer cervical, o menos comúnmente, cánceres de la vulva, ano, o pene.

El HPV se transmite fácilmente durante el sexo oral, genital, o anal con una pareja infectada. Aproximadamente dos tercios de las personas que tienen contacto sexual con una pareja que tiene verrugas genitales también las desarrollarán. Estas suelen desarrollarse en los tres meses posteriores al contacto.

Los síntomas incluyen:

  • Protuberancias carnosas y elevadas en forma de coliflor dentro o alrededor de la vagina o ano; en el cérvix; y en el pene, escroto, ingle, o muslo
  • Sangrado
  • Comezón
  • Irritación
  • Ardor
  • Infección bacteriana secundaria con enrojecimiento, sensibilidad, o pus

La mayoría de las personas estará expuesta a algún tipo de VPH en algún momento de su vida, aunque no todas se contagiarán o desarrollarán síntomas. Las verrugas pueden aparecer en un lapso de varias semanas después del contacto sexual con una persona infectada, o pueden tardar meses en aparecer.

Los factores de riesgo para contraer HPV incluyen:

  • Edad: entre 15 y 30 años
  • Múltiples parejas sexuales
  • Tener relaciones sexuales sin usar condón
  • Contacto piel a piel con una pareja infectada
  • Antecedentes previos de verrugas genitales
  • Embarazo
  • Fumar
  • Anticonceptivos orales
  • Tener relaciones sexuales a temprana edad

El tratamiento de las verrugas genitales puede incluir:

  • Tratamientos tópicos
  • Criocirugía (por congelamiento)
  • Electrocauterización (por calor)
  • Láser para destruir las verrugas
  • Extirpación quirúrgica de las verrugas grandes
  • Inyección de un medicamento antiviral (interferón alfa) directamente dentro de las verrugas que vuelven a aparecer

¿Cuál Es la Vacuna HPV?

La vacuna contra el VPH está compuesta por partículas no infecciosas similares al virus. Dichas partículas producen anticuerpos que evitan que el VPH infecte las células. La vacuna se inyecta en el músculo.

La vacuna Gardasil protege contra cuatro tipos de VPH. El VPH puede provocar cáncer del cuello uterino. Los estudios demuestran que esta vacuna previene casi el 100% de las modificaciones de las células precancerosas del cuello uterino durante cuatro años desde su aplicación.

¿Quién y Cuándo Debería Vacunarse?

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recomiendan la aplicación de la vacuna contra el VPH a las niñas de 11 y 12 años. Se puede aplicar hasta en niñas de 9 años. Los CDC informan que es importante que las niñas reciban la vacuna contra el VPH antes de su primer contacto sexual, ya que la vacuna es más efectiva en esta situación.

Para niñas y mujeres de 13 a 26 años de edad que no recibieron la vacuna HPV cuando eran más jóvenes, se recomienda una vacuna para ponerse al día.

La vacuna se administra como una serie de tres dosis. La primera dosis se administra en cualquier momento, con una segunda dosis dos meses después de la primera, y la tercera dosis seis meses después de la primera. No se recomiendan dosis adicionales.

¿Cuáles Son los Riesgos Asociados con la Vacuna HPV?

Las investigaciones permiten sugerir que la vacuna no provoca ningún efecto secundario grave. Sin embargo, como con cualquier vacuna, existe el riesgo de que cause problemas graves, como una reacción alérgica grave.

Se han asociado algunos problemas leves con la vacuna contra el VPH, por ejemplo:

  • Dolor, enrojecimiento, inflamación o picazón en el lugar donde se aplicó la inyección
  • Fiebre leve a moderada

¿Quién No Debería Vacunarse?

No se aplique esta vacuna si:

  • Sufrió una reacción alérgica potencialmente mortal a levaduras o a cualquiera de los componentes de la vacuna
  • Está embarazada (los efectos durante el embarazo aún están siendo investigados)
  • Padece una enfermedad moderada a grave (espere hasta que se haya recuperado)

¿De Qué Otras Formas Se Puede Prevenir el HPV Además de la Vacunación?

Evitar el contacto físico con una pareja sexual infectada es la única manera de prevenir completamente la transmisión de una infección por HPV. Los condones de látex pueden ayudar a disminuir la propagación de la infección por VPH y las verrugas genitales. Sin embargo, los condones no son 100% efectivos debido a que no pueden cubrir el área genital completa.

Otras medidas preventivas incluyen:

  • Abstinencia sexual
  • Relaciones sexuales monógamas
  • Controles médicos regulares para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Para las mujeres, estudios regulares de Papanicolaou a partir de los 18 años de edad o al inicio de la actividad sexual (lo que ocurra primero)

¿Qué Sucede en Caso de un Brote?

Según los datos de los CDC, cada año se registran cerca de 6,2 millones de nuevos casos de infección por VPH por transmisión sexual. En los EE. UU., hay 20 millones de personas infectadas. Debido a que las vacunas contra el VPH no permiten tratar las infecciones por VPH que ya existen, la mejor manera de evitar la propagación de la enfermedad es recibir la vacuna antes de contagiarse.