Definición

La disfagia es la dificultad para comer debido a una interrupción en el proceso de deglución. Si la disfagia es severa, podría ser incapaz de consumir suficientes líquidos y calorías para mantenerse saludable. En casos severos, incluso la saliva es difícil de tragarse. Las complicaciones pueden incluir neumonía por aspiración (ingreso de alimentos o líquidos a los pulmones), desnutrición, deshidratación, descenso de peso y obstrucción de las vías respiratorias.

Causas

Algunas causas de disfagia incluyen:

Estrechez del Esófago

Imagen informativa de Nucleus
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los factores de riesgo incluyen:

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dificultad para deglutir
  • Sensación constante de bultos en la garganta
  • Dolor al tragar
  • Babear
  • Tos u obstrucción al comer o beber
  • Neumonía recurrente
  • Voz con sonidos nasales
  • Sensación de comida atorada en el pecho
  • Pérdida de peso

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. El examen se centrará en el sistema nervioso. El médico también observará su masticación y su capacidad para tragar.

Las pruebas pueden incluir:

  • Nasofaringoscopia: se utiliza una sonda para observar la garganta
  • Exámenes sanguíneos: para comprobar si hay infección y evaluar la función de la tiroides
  • Esofagrama con ingesta de solución de bario: un tipo de radiografía del esófago
  • Endoscopia: se inserta un tubo delgado con luz por la garganta para examinar el esófago
  • Estudios videoradiográficos: radiografías durante las cuales se graba en video la capacidad para tragar
  • Ultrasonido: un examen que usa ondas de sonido para examinar las estructuras internas del cuerpo
  • Manometría: examen de la presión generada en las diferentes partes del esófago
  • Estudios de pH: determinan el grado de acidez del esófago
  • Tomografía computarizada: un tipo de radiografía que usa computadoras para tomar imágenes del cuello y el tórax
  • Radiografía de tórax: para detectar neumonía

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

Tratamiento de una Afección Médica

El tratar una afección subyacente puede ayudar a mejorar los problemas para tragar.

Técnicas y Ejercicios para Tragar

Un patólogo del lenguaje puede enseñarle:

  • Técnicas para ayudarle a tragar con más facilidad
  • Ejercicios que fortalezcan los músculos necesarios para tragar

Cambios en la dieta

En casos severos, pueda que necesite utilizar bebidas líquidas de alta nutrición. Si presenta dificultad para tragar líquidos delgados, pueda que necesite polvos para espesar los líquidos para que sean más fáciles de tragar.

Dilatación Progresiva

Si el esófago es demasiado estrecho, algunos instrumentos pueden ser utilizados para estirar el esófago.

Otros tratamientos no quirúrgicos

  • Biorretroalimentación
  • Sonda nasogástrica para alimentación

Cirugía

En casos severos, la cirugía puede ser necesaria para:

  • Liberar un músculo demasiado tensionado
  • Quitar una restricción o bulto que esté bloqueando el esófago
  • Colocar una espiral (un tubo diminuto) para mantener el esófago abierto
  • Colocar una sonda de alimentación a través de la pared abdominal

Prevención

La mayoría de las causas de disfagia no pueden ser prevenidas. Si usted tiene una afección médica, consiga tratamiento para que no sufra de complicaciones, tales como la disfagia.