Definición

La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (FMMR) es una enfermedad grave, potencialmente mortal. Es transmitida por garrapatas. Fue reconocida por primera vez en los estados de las Montañas Rocosas. En la actualidad, es posible encontrar la FMMR en todo EE. UU.

Causas

La FMMR es provocada por la bacteria Rickettsia rickettsii. Esta bacteria es transmitida por la garrapata de perro americana y la garrapata de la madera de las Montañas Rocosas. Cuando una garrapata infectada pica a un humano, la enfermedad se transmite a través de la piel al torrente sanguíneo.

La bacteria se multiplica dentro de las células de la capa interna de las arterias pequeñas. Esto provoca una inflamación denominada vasculitis.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que incrementan la probabilidad de contraer FMMR son:

  • Sexo masculino
  • Edad: niños y adultos jóvenes
  • Exposición a las áreas infestadas por garrapatas
  • Contacto con mascotas que vagan por las áreas infestadas por garrapatas
  • Estar expuesto a la intemperie con frecuencia durante los meses de abril a septiembre
  • Residir en los estados en donde la FMMR es común o visitarlos. Algunos de estos estados son:
    • Arkansas
    • Georgia
    • Kentucky
    • Carolina del Norte y Carolina del Sur
    • Oklahoma
    • Tennessee
    • Virginia

Síntomas

El primer síntoma de la FMMR es fiebre elevada y repentina. Por lo general, aparece entre 1 y 14 días después de la mordedura de la garrapata. Otros síntomas pueden incluir:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor muscular
  • Falta de apetito
  • Dolor de cabeza severo

Los signos posteriores pueden incluir:

  • Sarpullido
  • Dolor abdominal
  • Dolor articular
  • Diarrea
  • Tos
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Letargo
  • Confusión
  • Delirio o, en casos severos, coma
  • Agrandamiento del hígado, el bazo y los nódulos linfáticos
  • En casos severos, presión arterial baja o shock

Sistema inmunológico, bazo y nódulos linfáticos

Sistema inmunológico
© 2009 Nucleus Medical Art, Inc.

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. La FMMR puede ser difícil de diagnosticar, ya que puede parecerse a otras enfermedades. Los tres indicadores que el médico buscará son los siguientes:

  • Fiebre
  • Sarpullido (puede no presentarse desde el principio)
  • Historial de una picadura de garrapata (algunas veces podría no haberlo notado)

Pueden practicarse exámenes sanguíneos para confirmar el diagnóstico, pero con frecuencia el tratamiento se inicia a partir de suposiciones. Algunas veces los médicos no tienen en cuenta la posibilidad de FMMR cuando los niños o los adultos sólo presentan fiebre alta.

En particular si estuvo a la intemperie cerca de garrapatas, pregunte a su médico:

  • "¿Es posible que yo (o mi hijo) tenga la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas?"
Esta simple pregunta podría salvarle la vida.

Tratamiento

La FMMR se trata con antibióticos. Es importante iniciar este tratamiento de manera temprana. Los más comúnmente usados son:

Prevención

La mejor manera para prevenir la FMMR es limitar la exposición a las garrapatas. Si vive en un área que es propensa a ellas, considere las siguientes medidas preventivas:

  • Utilice vestimenta de colores claros. Esta medida permite ver las garrapatas con más facilidad.
  • Introduzca la pierna de los pantalones dentro de los calcetines. De esta forma, impide que las garrapatas suban por debajo de los pantalones.
  • Aplique repelentes de insectos que contengan DEET (aplicar sobre la piel expuesta). Aplique permetrina a la vestimenta.
    • El uso de DEET en los niños debe evitarse o ser escaso. Siga cuidadosamente las instrucciones que aparecen en la etiqueta.
  • Revisar cuidadosamente todo el cuerpo para asegurarse de que no hayan garrapatas después de regresar de la intemperie.
  • Revisar que las mascotas no tengan garrapatas.